lunes, 25 de agosto de 2008

UN MARGARITA, DIXIT

Una empieza la noche con ganas pero al final...jejeje
Me explico, primero cenita animada, caxondeo sin parar. El camarero creo que se estaba mosqueando pero nadie se reía de él. Es lo que tiene ir algo fumada, que te entra una tontería que no puedes. Cenamos por Balmes habiendo aparcado bien el coche en la calle porque sino en un parking te desangran a la hora de pagar y más si el coche duerme en él toda la noche. Como lo dejamos por Balmes pues decidimos movernos por la zona. Saliendo del local iba bien. Todo controlado. Primera parada en un pub de la zona. Tomamos la primera. El ambiente penoso. Nos largamos porque somos los únicos que se lo están pasando bien. Salimos del lugar y se enciende el segundo 2 papeles. Seguimos caminado por Balmes. De pronto veo una cocktelería pequeñita (que no me acuerdo del nombre) y decidimos hacer una parada. Tengo antojo de margarita. El camarero me dice que tiene más cocktails, yo lo tengo claro:
- Yo un margarita.
- Ok.
Los demás se piden cervezas, mojitos, margaritas y caipirinhas. Somos variados. En la cocktelería nos inventamos un juego algo malvado con el que nos lo pasamos teta. El pub no tiene música, nosotros hacemos de música de fondo con las risas. Repetimos ronda. Salimos para ir a algún sitio que cierre más tarde de las 3 h. Pensamos en ir a Mary´s Place, pero yo no tengo ganas de andar tanto. Acabamos en la disco famosa de la zona. Ya se sabe cual ¿no? De verdad que necesitaba una noche así. Hacía tiempo que no me reía tanto, no se si de lo que he fumado o de lo que he bebido. Me entran y me piden mi número de teléfono. ¿Eing? Desaparece. Joder, me ha entrado Casper.
A partir de cierto punto de la noche me acuerdo de cosas fugaces. Es lo que tiene estar tan perjudicada. Al salir del garito mis pies ya no aguantan más mis peep-toes. Me tengo que sentar y me ensucio mis pitillos negros. Mierda.
Vamos a la parada de taxis. Me llevan casi arrastras. Camino a casa abro la ventana del peseto para que me de el aire. Llevo un pedal del tres. Que mierda parezco una adolescente. Seguro que al día siguiente me arrepentiré por la maldita resaca. Pienso en un anuncio antiguo donde aparecía resalín. Menuda chorrada.
Llegamos a casa. No sé ni que hora es. Me desnudo, me desmaquillo como puedo y abrazo a mi almohada.
El domingo me levanto a las mil. Tengo una nota en el bolsillo del pantalón que llevé por la noche y hay algo escrito. Debe ser sánscrito porque no se que coño pone. Lo tiro.
Tengo sueño.

4 comentarios:

NUESTRA HISTORIA... dijo...

Suele pasar y al día siguiente con la resaca piensas, porque bebí tanto yo ayer ainsss que no soy adolescente, pero seguidamente dices y lo bien que me lo pasé,XDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Muxuxxxxxxxx

tortuguita dijo...

jajajajaja, sí que se lo pasó bien sí, yo doy fe de ello!!! y siento haberte tirado esa cerveza porque consideraba que "ya está bien, vas borracha!!!!!!!"!!!!!!bueno y ya no te respondo más a los comments que dejas que me van a echar de la bollosfera!!

Eva, cielo, perdona por usar tu blog para comunicarme, maldita distancia, soy lo peor!

Qué noche más divertida!!! Yo quiero un margarita!!! En unos meses podríamos organizar quedada!!! Yo quiero!!!! Yo quiero!!!Un beso, y qué pena no descifrar el papeliño, fijo que era el teléfono de Casper!!!

eva dijo...

¿Cómo que usais este mi Blog para mandaros mensajes amorousos? Grfjñeñejñej jajaja Qué askiño da el amor eh??

NUESTRA HISTORIA... dijo...

Lo siento pero soy capaz de tooooo por mandarle un mensaje a mi niña XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Hasta usar blogs ajenos jajajaja.
Saludos y un abrazo para ti eva y para ti tb tortu no seas celosa.
Muxuxxxxxx.