viernes, 22 de agosto de 2008

MUERTE

"Aunque no nos muriéramos al morirnos,
le va bien a ese trance la palabra: Muerte.
Muerte es que no nos miren los que amamos,
muerte es quedarse solo, mudo y quieto
y no poder gritar que sigues vivo."

Este poema me gusta y tiene su historia. Me conquistó por la frase "muerte es que no nos miren los que amamos", porque cuando eso sucede sientes que no eres él o la de siempre. Que estás incompleto y un poco vacío. Que te gustaría que los ojos de la persona amada estuvieran pendientes de ti y de que su corazón te perteneciera.
En el poema se habla de la muerte espiritual y la muerte física. Aún dudo cual es más dolorosa.
La muerte es un tema difícil de tratar y de pensar en ella. Hay quienes se aferran a la vida con todas sus ganas y hay quién decide terminar con su vida. La mente es muy complicada y a veces ni nosotros mismos nos llegamos a comprender. Las reacciones de un ser humano nunca dejan de sorprender.¿Cómo o qué te hace querer morir?
Sobre qué te puede hacer querer morir quizá pueda decir que el dolor. El otro día hablé con una amiga y recordamos algo del pasado. Algo que ha echo escribir este post. Me confesó una cosa que yo no sabía y que hizo que nos pusiéramos a llorar. Estábamos charlando de muchas cosas y surgió el recuerdo de David. David era su hijo de 6 meses que murió de meningitis hace ahora 6 años. Ella me confesó que no había día en que pensara cómo quitarse la vida. Y me dijo que no lo llegó a hacer por su pareja y por el apoyo que le brindamos sus mejores amigos. Desgraciadamente ese hecho afianzó nuestra amistad y en esa conversación me volvió a decir que nunca se olvidará de cómo les hicimos saber cuanto les queríamos.
En mi caso, cuando he sufrido la muerte de un ser querido, alguien a quien no podré ver más, ni abrazarle, ni hablarle, ni debatir en sobremesas, ni reírnos a carcajadas,....me he sentido muy, muy, triste. Te quedas hecha un mierda. Porque sabes que el contacto físico es muy importante en las relaciones afectivas y eso ya no lo vas a poder tener porque ya no está. Creo que eso es lo que más duele. El hecho de coger un teléfono y saber que puedes hablar, o que podrás estar más tarde con él,... eso es algo rutinario que no valoramos. Cosas del día a día que pueden parecer absurdas pero que cuando no tienes a quien te gustaría para poder hacerlo es cuando te das cuenta de lo importante que puede llegar a ser.
En la misa en la que iban a enterrar a esta persona a la que quiero mucho (y digo QUIERO y no quise), y que conste que no soy nada religiosa ni creyente, sí hubo una cosa que se quedó grabada en mi mente y tenía mucho sentido. El cura dijo que la persona que estaba allí no había muerto del todo, sí que estaba muerta físicamente pero que si avivamos su recuerdo en la mente, ya sea hablando de él, recordándole,... lo mantendremos vivo en nuestra mente y corazón.
Me pareció algo bonito y no la verborrea molesta que suelen decir los curas, que te da más rabia que otra cosa.
Una cosa sí que no cambia, siempre he escuchado una frase que decía "Sufre más el que se queda que el que se va". Eso es cierto.

4 comentarios:

RIDERCHIHUAHUA dijo...

Tengo tantos recuerdos de gente que se meha muerto que leer este post tuyo ha hecho que buscara la foto de mi mejor amigo muerto hace ya 5 años, una foto de papel de esas de las de antes, verlo alli es como verlo vivo y feliz, conesa felicidad que contagiaba hasta los huesos...no se ha muerto esta alli conmigo y con todos los que lo hemos amado. Somos los unicos que le damos poder a la muerte. Nos morimos en realidad cuando dejamos de reir y dejar de recordar los buenos momentos que hemos pasado al lado de personas que ya no estan con nosotros.

NUESTRA HISTORIA... dijo...

Hola, cierto es que acabo de llegar de viaje y estoy feliz, muy muy feliz.
Pero he leido tu post y yo que he pasado por esos momentos de perder a alguien querido no podia por menos que decirte que es cierto, mientras siguen en el recuerdo no mueren del todo.Tanto mi padre como mi madre no estan ya pero despues del tiempo pasado reconozco que no lo superas simplemente aprendes a vivir con ello y el recordarles hace que esten un poquito vivos en ti.
Ahora sonrio feliz por haber conocido a mi niña y me hubiese encantado que tanto mi padre como mi madre le hubiesen conocido estoy segura que habrian estado contentos de que este a mi lado.
MUXUXXXXXXXXXXXX

eva dijo...

Muchísimas gracias a las 2 por comentar vuestras experiencias relacionadas con el post. Un besazo.

tortuguita dijo...

Joder, cariño (nuestra historia), me has hecho llorar!!!!

Eva, estoy de acuerdo, siempre quedan en el recuerdo!!

Por cierto, también totalmente de acuerdo en eso de que el que se queda sufre más que el que se va...supongo que nota más el vacío...BESOS