jueves, 23 de octubre de 2008

AYER

Voy camino a casa en el coche. Llueve. La gente no respeta los días de lluvia conduciendo. Son unos inconscientes. Tengo ganas de llegar a casa estoy cansada. Hoy estaré sola y podré aprovechar y relajarme. Un pequeño monstruito puede llegar a agotarte y ni aunque te tomes un pack de 6 de Actimel te recuperas. La publicidad es pura mentira.
Llego a la puerta del parking y abro con mi mando. Veo al gilipollas de atrás haciendo gestos bruscos con las manos. Le molesta que me haya parado para que se abra la puerta, debe pensarse que puedo atravesar paredes como Harry Potter. Que le den, yo también me acuerdo de su familia por si acaso. Aparco con desganas el coche en mi plaza. ¿Me pesa el cuerpo o el alma? Llego a casa y dejo el bolso en el armario de la entrada. Voy derecha al dormitorio y me desvisto. Me quedo en ropa interior. Me fumaría un cigarro pero se que no debo. Me quito la idea de la cabeza. Entro al baño y abro el grifo de la bañera. Me apetece un baño relajante con música y espuma. El agua bien caliente. Me desnudo y me meto en el agua. Al principio cuesta meterte porque el agua está muy caliente pero luego te acomodas a la temperatura y es muy agradable. Me sumerjo en el agua y noto mucho placer al no oír nada y sentir el silencio. Cojo el mando que hay en la repisa y le doy al play de la minicadena. Suena U2 muy bajito. Se me viene a la cabeza la imagen de alguna peli en la que sale la típica tía en la bañera con una copa de champagne. Me parece un engorro y además estando sola pues no tiene chiste. Estoy bastante tiempo no calculo cuanto pero veo que las yemas de los dedos se han arrugado. Me levanto de la bañera y cojo la toalla del colgador. Me envuelvo en ella. Me encanta como huele. No como las toallas de los hoteles que a veces huelen "raro" por muy buenos hoteles que sean. Como en casita nada. Me acabo de secar y me pongo crema hidratante. Salgo desnuda del baño y voy al dormitorio. Cojo mi ropa interior y me la pongo. Parece que hace algo de frío. Me pongo mi nuevo pijama de Oysho. Es muy mono, tiene una Betty Boop.
La hecho de menos. Me falta mi cosita, mi pequeña inquisidora. Voy a la cocina. Oigo a mi vecina. Luego dicen del maldito pladur, pero estas paredes son como de cartón piedra. Parece que la Bruja esté en mi cocina. Pienso que soy mala dedicándole ciertos improperios que pasan por mi cabeza. Pasan palabras como: vieja bruja, vieja chocha,...etc Ya se que no son una delicia pero es una B R U J A. Me doy explicaciones a mi misma, esto ya es muy fuerte. Es lo que tiene no charlar con nadie, que tú misma charlas contigo y puedes llegar hasta a enfadarte. De loquero, vamos. Me voy al salón y me atrinchero con una bandeja con mi cena enfrente de la mesita de la TV. Tengo la peli de HULK 2. No es un peliculón que marque un hito en la historia pero cuando se cabrea me parece increíble. Podrían poner a la venta un poquito de suero Hulk. Yo compraría. Me veo la película enterita. Tengo sueño.
Me voy para el dormitorio pero antes abro el de mi chiquitina. Mañana ya estará aquí. Me voy a dormir ya y seguro que se pasa rápido lo que queda de día. Cogeré fuerzas porque mañana las necesitaré para reducir toda su energía.


4 comentarios:

NUESTRA HISTORIA... dijo...

A mí también me gustaría convertirme en Hulk de vez en cuando.No tengo suero mágico pero si una novia que es capaz de hacer que me desahoge y eso no lo consigue cualquiera.
Muxuxxxxx

soyborderlineymegusta dijo...

Parece como si al sumergirnos en el agua nos purificásemos de alguna manera.
Hace años, cuando era más joven, me encantaba sentir la lluvia caer sobre mí.

josevillano77 dijo...

Yo tambien hablo solo, y estoy completamente normal
normal
normal
normal
normal
normal.
¡argggggggggggggggggg!¡¡¡Las campanaaas,parad las campanaaaaaaaaaaaas!!

luna dijo...

hola Eva, me ha gustado mucho tu plan.. quizá mañana me marque uno parecido, así tranquilito y relajante, que lo necesito. besos guapa